Noticias, novedades y tutoriales del mundo de los dispositivos móviles y los nuevos paradigmas de interacción

domingo, 17 de abril de 2016

Cuando llegas demasiado pronto: NLS

Conocemos ejemplos de tecnologías que no triunfan porque el público todavía no estaba preparado para ello, aunque sí eran buenas ideas. El más reciente es las Google Glass. También se menciona a menudo la tabletPC, esa especie de tablet que no terminaba de calar hasta que Apple le dio ese toque de marketing. En cambio hoy hablaremos de NLS.

NLS (oN-Line System) fue un sistema integral, hardware y software, pionero en todo en cuanto se podía ser pionero. Diseñado por el ingeniero Douglas Engelbart, esta suerte de ordenador era capaz de hacer cosas a las que hoy estamos acostumbrados, pero en su tiempo eran toda una proeza. Entre otras actividades, este sistema era capaz de crear y modificar documentos, moverse a través de ellos (como los enlaces de internet actuales), redimensionar ventanas, realizar conferencias y videoconferencias.

Lo sorprendente es cuándo ocurrió: en 1968. Ni Microsoft ni Apple existían aún. Ni siquiera había empezado a dar sus pasos PARC Xerox, una filial de Xerox, que posteriormente acabó llevándose parte del mérito de crear el ratón. Porque Engelbart pensó en ir más allá, y aunque el concepto de ratón ya llevaba tanteándose desde la Segunda Guerra Mundial, fue el primero que le dio la forma que hoy día conocemos y reconocemos.
A la derecha se encuentra el ratón, que al moverse movía un cursor en la pantalla, con la que además también podía interaccionar con los botones.
Y tras todo lo que había creado solo faltaba la guinda: NLS permitía que dos personas estuviesen editando el mismo archivo a la vez desde distintas estaciones de trabajo. Lo que en nuestra época fracasó como Google Wave y triunfó como Google Docs, modificación de documentos en línea, ya se hizo hace casi 50 años. Para destacar cómo de prematuro fue: cuando se mostró esta tecnología evidentemente Google no existía, pero ni siquiera habían nacido ninguno de los dos fundadores.

Una revolución en todos los sentidos: cambiando la forma de comunicarse con el ordenador utilizando un ratón, desarrollando el que fuera el groupware más importante y extenso de su década y las venideras, mostrando que el ordenador podía también ser usado para hacer llamadas de audio y vídeo entre usuarios, permitiendo cambiar texto entre varias personas en lugares distintos... No solo de pan vive el hombre y no solo por gigahercios y gigabytes destacan nuestros ordenadores: el desarrollo de Engelbart y su equipo colocó los cimientos del paradigma de interacción estrella del resto del siglo XX y bien entrados en el siglo XXI, y en el que actualmente todos seguimos inmersos.

Para terminar el artículo, Engelbart realizó una extensa demostración todo NLS en lo que se llamó La madre de todas las demos, y hay material actualmente de aquello. La conferencia completa se encuentra en youtube, aquí dejo un extracto de 2 minutos donde muestra cómo se usa el teclado, el otro teclado y el ratón. Hay que lamentar la calidad del vídeo, a las cámaras de la época todavía les faltaba un poco más de desarrollo:

Share:

miércoles, 6 de abril de 2016

Whatsapp y su cifrado extremo a extremo. ¿Qué es?

Probablemente todos los que sois usuarios de Whatsapp habéis leído el siguiente mensaje de la aplicación:

"Las llamadas y mensajes enviados a este chat ahora están seguros con cifrado extremo a extremo. Toca para más información" o bien "Los mensajes enviados a este grupo ahora están seguros con cifrado extremo a extremo. Toca para más información".

Con toda la preocupación por la privacidad, especialmente con la guerra abierta entre el FBI y Apple, es comprensible este movimiento que hace que los datos que enviamos se cifren.
Imagen de Wired

¿En qué consiste el cifrado extremo a extremo?

A grandes rasgos, consiste en que tú "cifras" tus mensajes en tu móvil con una "clave" y se envía el contenido cifrado. Cualquier persona que intercepte lo que envías, incluso la propia compañía (Facebook, recordemos) o agencias de seguridad, solo verá un puñado de letras sin sentido. Cuando ese puñado de letras sin sentido llega al otro interlocutor, descifra la información con su "clave".

Este tipo de claves suelen ir en parejas: una clave privada y una pública. Tú cifras con la clave pública, pero solo la clave privada asociada es capaz de descifrar lo que se ha cifrado con la clave pública. No, la misma clave pública "del revés" tampoco sirve. Además, Whatsapp va cambiando claves para añadir más seguridad.

¿Es seguro el cifrado extremo a extremo?

Es más seguro de lo que había, desde luego; aunque tampoco es la primera aplicación de mensajería que aplica esta medida. Pero la seguridad es una carrera bastante injusta: tu aplicación (en este caso, Whatsapp) contra el resto de personas y empresas del mundo. Decir que algo es "seguro" es siempre aventurarse. En cualquier caso, es un extra de seguridad y privacidad para nuestros mensajes y, esperemos, el inicio de una época donde las empresas empiezan a mirar más por mantener privada nuestra información.
Share: